Facebook, de nuevo en la controversia por filtraciones

sipse.com

Facebook, de nuevo en la controversia por filtraciones

Grupo SIPSE

Agencia
NUEVA YORK, Estados Unidos.- Un error informático en los sistemas de Facebook hizo que las publicaciones hechas por millones de usuarios que estaban destinadas a un grupo selecto de destinatarios terminaron siendo de dominio público, informó hoy la compañía.

El error se produjo entre el 18 y el 27 de mayo pasado y afectó a unos catorce millones de usuarios.

También te puede interesar: Facebook y Google reciben demanda de ¡Washington!

Los mensajes o publicaciones que los usuarios pensaban estaban destinados a sus amigos o grupos reducidos terminaron siendo públicas, sin previo aviso.

La compañía ha comenzado a notificar a los usuarios para que las personas afectadas revisen sus publicaciones en esas fechas.

Pedimos disculpas por este error”, afirmó en el aviso el responsable de privacidad de la compañía, Erin Egan.

“Hemos arreglado el tema y a partir de hoy estamos dejándolo saber a todos los afectados y pidiéndoles que revisen sus publicaciones que hicieron durante ese período”, agregó Egan.

La firma no aclaró la razón por la cual se registró este problema, que se conoce meses después del escándalo que surgió por el uso de datos de millones de usuarios de parte de la consultora británica Cambridge Analytica.

Reclamos internos

En días pasados, Mark Zuckerberg quiso romper el hielo y mostrarse como alguien ameno. Pero no resultó. “Mucho sucedió desde la última vez que estuvimos aquí”, comenzó su mensaje el CEO de Facebook. Pretendió ser irónico, aunque sin suerte.

Fue durante la última junta de accionistas de la compañía que tuvo lugar en Menlo Park, California. La reunión fue tan tensa y tan caótica que una mujer que participaba de ella fue echada de inmediato por haber interrumpido al fundador de red social. El orden era difícil de mantenerse.

Uno de los inversores, preocupado por el destino de la empresa, reprochó a Zuckerberg que el mal uso que se realizó de los datos de los usuarios fue una violación a los derechos humanos. Otro accionista -de acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg– fue más duro: le pidió que fuera como George Washington y no como Vladimir Putin, y le remarcó que estaba convirtiendo la compañía en una “corporación dictatorial”.